Estilo, moda, belleza (y salud)

Cosas de mujeres

martes, enero 24, 2012

Mi piel, ¿está deshidratada o envejecida?

Descubrir a tiempo la deshidratación es tarea sencilla, basta observar si nuestra piel está flexible o por el contrario aparecen al deslizar los dedos sobre ella arrugas finas.
La piel de alrededor de los ojos es la primera en notar los efectos de la deshidratación. Es por eso que debes protegerla con un producto no graso, aplicándotelo de dentro hacia afuera siguiendo la dirección contraria a la tendencia natural de la caída de la piel.
La piel deshidratada grasa presenta brillo, pequeñas manchas y rojeces, poro dilatado y tacto descamante. Mientras que la deshidratación en la piel seca se manifiesta con un aspecto mate, poros cerrados, tacto áspero y en ocasiones pequeñas manchas especialmente en la zona de los pómulos.
Para solucionar el problema de la piel deshidratada, además de disponer de los productos necesarios para ello, como leche limpiadora y tónico adecuados a nuestro tipo de piel, crema antiarrugas e hidratante para el contorno de ojos, ampollas de colágeno, crema exfoliante y una mascarilla, debes poner en práctica los consejos que siguen:
-Realiza una limpieza profunda de tu piel tanto al levantarte como al acostarte, eligiendo siempre los productos adecuados a nuestro tipo de piel.
-El aporte extra de colágeno en forma de ampollas dará a nuestra piel el cuidado con profundidad necesario para conseguir una mayor elasticidad. Aplícatela con toques ligeros hasta su total penetración.
-Será recomendable una vez por semana aplicarnos una exfoliación para eliminar pequeñas descamaciones y todas aquellas células muertas depositadas en la capa superficial de nuestra piel.
-A continuación aplícate una crema hidratante seguida de una mascarilla descongestiva que te ayude a recuperar los niveles normales de agua en la piel.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Inicio