Estilo, moda, belleza (y salud)

Cosas de mujeres

sábado, enero 21, 2012

Soluciones desesperadas para un pelo complicado

¿Te tiene amargada tu cabello? Es normal. Un pelo rebelde puede fastidiarnos el día a base de bien: lo sabes, ¿verdad? Pero no te vuelvas loca. Echa un vistazo a estos sencillos truquitos que siguen y para salir del paso rápida y airosamente tendrás más que de sobra. Así que tranquila, no te desesperes, a partir de ahora el pelo no va a ser una excusa para ponerte de los nervios...
¿Te has levantado hoy con el pelo encrespado e indomable? Pues necesitas una solución rápida y eficaz. Y aquí está: aplícate cera en aquellas partes donde peor domado esté. Esta técnica cada vez tiene más defensoras y para colmo puedes lucir un look de lo más natural ya que no apelmaza el cabello como lo hacen las espumas o las lacas.
No hay nada que amargue más un día que el pelo con electricidad estática. Pues no te preocupes, que también existe una solución. Hazte con una toallita antiestática de las de la plancha y acaríciate el cabello con ella. Cada uno de tus pelos electrificados volverá a su sitio.
¿Deseas un pelo brillante? He aquí un truco casero de la abuela: lávate el cabello de forma normal y tras el último enjuagado aplícate un litro de agua con un buen chorro de limón. Déjalo sin enjuagar. Aparte de un aroma fresco, brillarás como nunca.
Si antes del lavado notas que tu cabello está más graso que de costumbre, ve al frigorífico. Sí, lo has leído correctamente, a la nevera. Coge una cerveza y realiza el enjuague final del lavado con ella. Te aseguro resultados. Y si tu cabello es graso de por sí, acostúmbrate a aplicarte aceites esenciales de naranja, eucalipto, geranio o lavanda durante los lavados y en poco tiempo notarás la diferencia. Aparte, te dará un olor la mar de característico.
¿Quieres lucir unos rizos bien definidos? Hay varias formas de conseguirlo. Una es que, con el pelo mojado, enrolles este en una servilleta y dejes que se seque de esa forma. Por otro lado y de paso hidrata el cabello: haz una infusión de linaza, deja que se enfríe (se quedará un tanto gelatinoso) y aplícatelo como si de la espuma se tratara. El resultado te sorprenderá.
Trenza. Si tienes el pelo sin forma ninguna hoy y quieres ir un tanto mona a algún evento, apúntate a la moda de las trenzas. La clásica, de espiga, solamente en la parte superior. Es un peinado que nunca pasará de moda y que siempre da un toque romántico a su portadora. De esta forma tu cabello tendrá forma y no será un caos.
El moño, una solución muy socorrida y más ante un pelo indomable. No te cortes y da rienda suelta a tu imaginación. Moño alto, bajo, prieto, suelto... todos son igual de válidos y te harán lucir con un look casual que favorece siempre. Así evitarás complicarte la vida a la hora de peinártelo.
Cinta. Si las raíces de tu pelo te están jugando hoy una mala pasada y son las que desprestigian todo tu cabello, no te apures, hazte con una cinta. Es un look bastante juvenil que suele favorecer y que salva ese peinado que de otra forma sería imposible llevar.
La caspa no deja de ser la descamación del cuero cabelludo así que la mejor forma de evitarla es hidratarlo. ¿Cómo? Con aceite de almendra y un buen masaje antes de cada lavado. Certificado de garantía.
¿No te da tiempo a lavarte el pelo y necesitas un buen repaso? ¡Que no cunda el pánico! Aplícate talco durante unos minutos. Este absorberá gran parte de la grasa y de la suciedad. Después cepíllate de forma enérgica y para salir del paso será suficiente.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Inicio