Estilo, moda, belleza (y salud)

Cosas de mujeres

miércoles, agosto 13, 2008

Productos naturales

Productos naturalesVestida tan solo con un delantal, una empleada de la firma de jabones y productos cosméticos 'Lush' -una cadena de tiendas dedicadas a la elaboración a mano de productos naturales- en un establecimiento berlines (Alemania), parte de una campaña para promover el uso de menos envoltorios en los productos de baño y belleza.
Y es que los productos de belleza a base de ingredientes naturales están de moda. Productos capaces de darle a nuestra piel los nutrientes que necesitan, de manera que recupere su lozanía y vitalidad, atenuando, y en muchos casos haciendo desaparecer, manchas y líneas de expresión, además de darle una profunda hidratación, la cual es visible muchas veces a partir del primer día de uso.
Así, si nos gusta cuidar nuestro cuerpo y estamos cansadas de productos hechos en serie y que no se diferencian en nada los unos de los otros, en este tipo de tiendas encontraremos una alternativa cuando menos original. No cuesta nada probarlo. O al menos no tanto como el otro tipo de establecimientos. Recuerda que para conservar una imagen personal atractiva estéticamente no es necesario gastar siempre importantes sumas de dinero. Aunque en el mercado existen productos químicos para toda clase de bolsillos, es posible incluso fabricar sin salir de nuestro hogar lo necesario para mantener el rostro y el cuerpo bellos y saludables. Así, por ejemplo, con una cucharadita de azúcar muy fina, junto a cinco gotas de limón y una cucharadita de yogur desplegada desde el cuello hasta los tobillos con la ayuda de una esponja vegetal y por medio de un enérgico masaje gozaremos de un cuerpo mucho más tonificado y firme. Si además quieres devolverle a tu carita lozanía y frescura que le devuelvan aquella tersura perdida, nada mejor que nuestras sempiternas aliadas las frutas. Así, por ejemplo, pela y tritura medio kilo de bananas con media taza de sal fina. Mezcla bien y frota tu piel con la crema antes de ducharte. Enjuágate bien: ¡ya tienes tu piel fresca y suave! No obstante, lo ideal es empezar purificando y eliminando la suciedad de los poros de nuestro cutis por lo que tras la ducha matinal tritura antes cuatro piezas de fruta bien maduras y cuélalas para obtener el jugo que tras colocar en un recipiente, le agregaremos dos gotitas de aceite esencial de menta. Remuévelo bien y aplícatelo sobre la piel con masajes durante un minuto aproximadamente, evitando siempre la zona ocular. Después, enjuágate con agua tibia y seguidamente aplícate agua fría. Ya tenemos nuestra piel limpia y tonificada, dispuesta para que le apliques las mascarillas que necesites a lo largo del día. El problema específico de las ojeras, también puede ser combatido con toda esta amplia gama de productos naturales made in casa. Para ello, se deberá sumergir unas rodajas de pepino en leche fría, y luego colocarlas en los ojos durante unos diez minutos. Mediante este tratamiento, la piel de ese área podrá recibir todas las maravillosas propiedades tonificantes, descongestivas y astringentes del pepino. Por su parte, los ojos podrían ser desinflamados mediante cubitos de té de manzanilla envueltos en gasa, fomentos fríos de tisana de perejil, o rodajas de patata fresca, siempre con aplicaciones de unos diez minutos. Los baños de inmersión con sales marinas, que contienen yodo, son muy útiles para tonificar toda nuestra piel. En el caso de que la tengamos muy sensible, o con algún tipo de sarpullido, sería muy conveniente agregar al baño una infusión de té de manzanilla, o de menta, que pueden calmar el sistema nervioso así como también descongestionar nuestra piel. (Media taza de una infusión de tilo y salvia, por cada dos tazas de agua hirviendo, también podrán ayudar mucho a este objetivo de lograr una apropiada relajación cuerpo-piel, teniendo presente que el baño de inmersión no debe tener una temperatura menor a los 37 grados (lo ideal sería 40), y una duración inferior a los veinte minutos. Terminado tan suculento baño para nuestro organismo, lo mejor para profundizar en este tratamiento de relajación, sería envolverse en una toalla y recostarse sin haberse secado, durante un tiempo aproximado de media hora. Quedarás como nueva.)
Regresando a este tipo de tiendas de venta de productos naturales donde ya lo hallaréis todo elaborado, en ella podréis encontrar gran variedad: geles de ducha, espumas relajantes, leches corporales, champús, mascarillas y cremas capilares, faciales, cremas para pies y manos, barritas de masaje, jabones, bombas de espuma, bálsamos labiales... Como veis, no faltan pues razones para no inclinarse por los productos naturales en lugar de esos otros químicos. Mayor economía, practicidad, seguridad y rapidez para borrar impurezas y eliminar signos de fatiga. Y es que a veces lo mejor puede ser también lo más barato. Intentémoslo. Por cierto, nada mejor que combinar este tipo de tratamientos naturales con el consumo diario de tres litros de agua fresca. Mano de santa (antes de que el calentamiento global nos deje sin ella).

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Inicio