Estilo, moda, belleza (y salud)

Cosas de mujeres

jueves, agosto 27, 2009

Cómo disfrutar de una piel más juvenil después de los 40

Existen numerosos componentes naturales de envejecimiento, y las arrugas no son la excepción. En la medida que envejecemos, la piel pierde elasticidad, se adelgaza y se reseca. Por tanto, no puede protegernos de los daños ambientales. Como resultado, comienzan a formarse arrugas y líneas finas.
Algunas mujeres adolecen de arrugas profundas, mientras que otras presentan líneas menos visibles. La genética desempeña un papel importante en la determinación del factor de arrugas de la piel. Examina la piel de tu madre o de tu abuela. Si ambas no estuvieron expuestas ilimitadamente al sol, y no fumaron (la exposición al sol y el hábito de fumar pueden contribuir a la formación de arrugas) hay muchas posibilidades de que tu piel experimente las mismas características en la medida que envejezcas.
Como a menudo se juzga a las personas por su apariencia externa, las mujeres suelen darse cuenta de sus arrugas al llegar a los cuarenta o cincuenta. Etapa crítica para muchas. Pero tranquilas, en la actualidad existe una amplia gama de procedimientos para reducir la aparición de arrugas y líneas finas. La clave es determinar cuál te conviene más a ti y a tu presupuesto. A continuación, algunas opciones a considerar:
*Aumentar un poco de peso. Por supuesto, esto no equivale a entregarse a un frenesí de consumo de comida. Sin embargo, un estudio publicado en la revista Plastic and Reconstructive Surgery analizó fotografías de los rostros de casi doscientas gemelas idénticas, junto con extensos cuestionarios que llenaron las mismas acerca de sus estilos de vida y cuidado de la piel. El estudio descubrió que en las gemelas menores de 40 años, la que tenía mayor peso (una diferencia de cuatro puntos en el Índice de Masa Corporal) se veía significativamente más envejecida. Pero, sorprendentemente, después de los 40, la misma diferencia de cuatro puntos en el citado Índice hizo que la gemela con más peso se viera significativamente más joven. Una vez que alcanzamos los cuarenta, podría convenirnos aumentar unos kilitos, lo cual llena el rostro y reduce la aparición de arrugas.
*Explora las diferentes cremas antiarrugas. Una gran mayoría de las mismas prometen resultados sorprendentes, pero nunca se obtendrán los mismos resultados con cremas y lociones que con la cirugía. Sin embargo, dependiendo de los ingredientes que contenga el producto, se podrán advertir mejorías en la piel con el paso del tiempo bastante significativas. La mayoría de los ingredientes son antioxidantes que contribuyen a revertir los daños en las células provocados por los radicales libres. Los ácidos de frutas son otro ingrediente popular, que exfolia la piel para revelar la nueva capa subyacente.
*Reemplazo de la superficie de la piel. Existen numerosos tratamientos que "dañan" la capa superior de la piel para promover el surgimiento de piel nueva en su lugar. Los tratamientos de peeling o exfoliación, la abrasión dérmica o la restauración por láser son sólo algunas de las técnicas en uso. La restauración por laser es un tratamiento efectivo en los casos de defectos faciales menores, pues borra las líneas finas y las arrugas moderadas, las manchas hepáticas o de envejecimiento, y corrige los tonos irregulares de la piel, e incluso reduce la apariencia del acné o las cicatrices dejadas por la varicela. Como se elimina la epidermis, o sea, la capa superior de la piel, es común experimentar alguna irritación, enrojecimiento o picazón en las zonas tratadas. Además, es probable que pasen dos semanas para que se forme la nueva capa de piel y poder quitarse los vendajes.
*Toxina medicinal botulinum tipo A. Se trata de la misma bacteria que provoca la intoxicación por consumo de alimentos, con el popular nombre de marca Botox(R). No obstante, en la versión medicinal, se purifica una concentración mucho menor, para inyectarla en los músculos y evitar la contracción de los mismos. Cuando los músculos están relajados, la piel encima de los mismos se aplana y parece menos arrugada. Este tipo de inyecciones no es aconsejable para todos los tipos de arruga, y no pueden revertir las que provoca el contacto con la luz solar. Además, se aconseja no usar Botox alrededor de la boca, porque los músculos de la misma son necesarios para comer y para hablar.
*Rellenos inyectables. Los rellenos de colágeno y otros productos se inyectan bajo la piel para eliminar las arrugas, y pueden ser efectivos si se aplican correctamente. Sin embargo, en ciertos casos la zona inyectada puede experimentar irregularidades.
*Cirugía. Es una de las opciones más costosas para el tratamiento de las arrugas. El levantamiento de cara y ojos estira la piel y suaviza las arrugas.

1 Comentarios:

At 10:45 p. m., Anonymous vida activa dijo...

excelente el artículo, gracias porque a nosotras, las que estamos en los cuarenta nos comienza a asustar un poquito que se note el paso del tiempo.... es cierto que las cirugías, los rellenos, etc. son en parte una solución rápida, pero creo que lo más importante es llevar una vida sana, activa, eso nos hace sentir jóvenes, bellas y seguro que las arrugitas no se notan tanto!

 

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Inicio