Estilo, moda, belleza (y salud)

Cosas de mujeres

domingo, enero 01, 2012

Los 10 básicos de nuestra alimentación

La medicina cada vez se encamina más hacia la prevención de enfermedades por medio de la alimentación que a otra cosa pues ya nadie niega la estrecha relación existente entre la nutrición y la actividad física con enfermedades crónicas como patologías cardiovasculares, diversos tipos de cáncer, la diabetes, la obesidad, la osteoporosis y las enfermedades dentales. Así, una dieta con poco consumo de grasas saturadas, azúcar y sal, y mayor consumo de hortalizas y frutas, además de la práctica regular de alguna actividad física, contribuirá a reducir las altas tasas de muerte y enfermedades.
Teniendo claro, pues, que una alimentación variada es fundamental para mantener una buena salud, si además incluimos los diez alimentos básicos que a continuación se mencionan, reduciremos todavía más el riesgo de padecer graves problemas en nuestro organismo:
-Almendras: Este tipo de nuez está repleta de nutrientes, como fibra, riboflavina, hierro, magnesio, calcio y vitamina E (antioxidante natural); además, son beneficiosas para el corazón. La mayor parte de la grasa contenida en este alimento es monosaturada; es decir, puede ayudar a disminuir los niveles de colesterol al sustituir a otras grasas. La mayoría de almendras se consideran de bajo contenido sódico ya que tienen menos de 140 miligramos de sodio.
-Arándanos: Son una fuente rica y baja en calorías de fibra, antioxidantes y fitonutrientes. La ingesta regular de arándanos (fruta del género vaccinium) podría mejorar la memoria a corto plazo y disminuir el daño celular que se ha relacionado con el envejecimiento.
-Batatas: El color amarillo-naranja de las batatas (camote o patata dulce) indica que tiene alto contenido de betacaroteno. Las batatas también contienen mucha vitamina C y son una excelente fuente de fibra, vitamina B6 y potasio. Además, no contienen grasa y son relativamente bajas en calorías.
-Brócoli: Además de proveer de potasio, calcio, folato y fibra, el brócoli o brécol contiene fitonutrientes, que son compuestos que podrían ayudar a prevenir diabetes, enfermedades cardíacas y algunos tipos de cáncer. El brócoli contiene el antioxidante betacaroteno y también es una fuente magnífica de vitamina C.
-Espinaca: Tiene alto contenido de vitamina A y también es una buena fuente de calcio, hierro, folato, magnesio, riboflavina y vitaminas B6 y C. Los compuestos orgánicos de las espinacas podrían mejorar su sistema inmunológico y ayudar a prevenir ciertos tipos de cáncer.
-Fríjol rojo: Las variedades de fríjoles rojos pequeños, pinto y con forma de riñón son una excelente fuente baja en grasas de antioxidantes, proteína, fibra alimenticia y cobre. Igualmente, son una buena fuente de hierro, magnesio, fósforo, potasio y tiamina.
-Germen de trigo: El germen en el interior del grano de trigo es una fuente concentrada de nutrientes. Dos cucharadas de germen de trigo constituyen una buena fuente de tiamina, magnesio, fósforo, folato, hierro y zinc. Pon un poco de germen de trigo sobre los cereales, yogurt o ensaladas.
-Jugo de hortalizas: Con esta bebida, fácilmente incluirás hortalizas en tu dieta ya que contiene la mayor parte de las mismas vitaminas, minerales y otros nutrientes de las verduras. El jugo de tomate, y los de hortalizas que incluyen tomate son buenas fuentes de licopeno, antioxidante que podría disminuir el riesgo de infarto y ciertos tipos de cáncer. Entre la variedad de estos jugos, asegúrate de elegir el de bajo contenido sódico.
-Manzanas: Una buena fuente de pectina, fibra que puede reducir los niveles de colesterol y glucosa. Asimismo, son una buena fuente de vitamina C, antioxidante que protege las células del organismo. La vitamina C también mantiene saludables a los vasos sanguíneos y ayuda en la absorción de hierro y folato.
-Salmón: Una fuente excelente de ácidos grasos omega 3 resulta este pescado, que se cree traen ventajas para el corazón. El salmón también tiene bajo contenido de grasas saturadas y colesterol, además de ser una buena fuente de proteína. En lo posible, elige el salmón salvaje, que tiene menor probabilidad de contener sustancias químicas indeseables como el mercurio.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Inicio