Estilo, moda, belleza (y salud)

Cosas de mujeres

viernes, febrero 03, 2012

Solo trucos de belleza (2)

Piel tirante. Pon un poco de vinagre de sidra en el lavabo lleno de agua tibia y salpícate la cara abundantemente. Deja que se seque al aire. Si lo haces una vez cada día, tu piel recuperará su pH natural, o sea el equilibrio ácido. Aquellas que tengáis acné también debéis emplear esta solución, pero habréis de lavaros bien la cara antes de empezar. Para rociarte el rostro con esta solución, en lugar de salpicarte utiliza un pulverizador. ¡Guarda el pulverizador a la vista y así no te olvidarás de hacerlo a diario!
Para eliminar la piel muerta, usa una salsa especial para aliñar ensaladas, solamente eso, no mahonesa. Extiende una capa fina sobre la piel y espera unos minutos a que se seque. Cuando la piel todavía esté ligeramente húmeda, fricciónate fuertemente la cara con las yemas de los dedos. Te sorprenderás de la cantidad de piel muerta que se te desprende. Este tratamiento es particularmente útil para los pies, los codos, las rodillas y la cara.
Algunos tratamientos ponen a prueba la resistencia de tu pelo. El más agresivo es, sin duda, el desrizado. Nunca te lo hagas si tienes mechas. Y si llevas tinte, solamente con un pelo muy fuerte. Nunca a un pelo fino, aunque no lleve tinte ni moldeado. Aun el moldeado más flojo, pone a prueba tu pelo si es muy fino y lleva mechas o tinte. En este caso, color y moldeado son incompatibles, elige. Permanente: Soportable con pelo muy fuerte, con mechas o teñido, con pelo normal, sólo teñido. Y si es muy floja, con pelo fino sin mechas ni tinte.
¿Cuál es tu tipo de piel? ¡Cuántas dudas genera esto y por más que se explica parece que no hay manera de averiguarlo! Para descubrirlo: limpia el cutis con leche y tónico una hora antes de mirarte al espejo. Tu piel será: Normal, si no tienes impurezas. Seca (pobre en grasa) si observas una textura fina, sin poros dilatados, sin granos ni espinillas. Sus arrugas son finas y poco profundas, le cuesta broncearse y “tira” cuando se ha lavado con agua y jabón. Está muy bonita en verano. Si además es áspera al tacto está deshidratada. Grasa, si tiene una textura gruesa, poros dilatados, granos y espinillas; si brilla con frecuencia y se broncea bien. Está más bonita en invierno y tiene pocas arrugas. Estará deshidratada si ves escamitas en las cejas o en las aletas de la nariz. Mixta, si tiene la zona de la nariz y la barbilla grasos. Por el contrario, la frente y el contorno de ojos estará seco. Extraseca. Es clásica al superar los cuarenta años de edad. Tiene más arrugas finas y es más áspera.
Limpia a diario tu cutis. Hazlo aunque no te maquilles. La grasa, las células muertas y las impurezas del ambiente asfixian la piel. 1º)Si te has pintado, limpia primero ojos y labios con un algodón empapado en desmaquillante específico. 2º)Distribuye por rostro y cuello una leche limpiadora adaptada a tu piel, rotando suavemente en las direcciones del dibujo de tu cara, y retírala con una toallita de celulosa. 3º) Elimina los restos frotando con un algodón empapado en tónico, y termina golpeteando el rostro con él.
La mejor crema hidratante. Lávate bien la cara. Con la cara todavía húmeda, ponte una pequeña cantidad de vaselina. Sigue humedeciéndote el rostro hasta que la hayas extendido uniformemente y la piel no quede grasienta. Los más prestigiosos institutos de belleza usan este tratamiento. Quedarás sorprendida de lo suave y tersa que te quedará la cara. Importante: para que no te quede grasienta, tienes que humedecerla con agua de vez en cuando.
(Más trucos rápidos.)

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Inicio