Estilo, moda, belleza (y salud)

Cosas de mujeres

viernes, julio 11, 2008

Perfumes de boda

Una novia sin perfume es como una flor sin aroma. Podría lucir hermosa, pero le faltará ese algo misterioso, esencial...
El perfume es capaz de evocar los sentimientos más íntimos de una mujer, de transmitir mensajes de amor sin necesidad de palabras, de dejar huellas imborrables en el recuerdo. Por eso, en un día tan especial como el día de tu boda, una novia debe escoger la frangacia que usará, con el mismo esmero que escogió el vestido más importante de su vida y las flores más hermosas para enmarcar su gran día.
Pero elegir una fragancia no es una tarea fácil. Aunque se trata de un elemento concreto, como lo es el líquido dorado contenido en fabulosos frascos de cristal, al contacto con la piel, el perfume se transforma, convirtiéndose en una esencia íntima, única, imposible de comparar. Es por eso que un perfume que le huele maravillosamente bien a una persona no necesariamente favorecerá a otra.
Además de la relación aroma-piel, a la hora de escoger un perfume, (o varios perfumes), se debe tomar en consideración también la personalidad y el estado de ánimo del momento en que se va a usar. Cuando te sientes romántica y soñadora, tu perfume debe ser fresco y floral, mientras que para los momentos de pasión la fragancia debe ser seductora. En fin, los perfumes pueden expresar perfectamente cada faceta de tu estilo personal. Por eso, es difícil que un solo perfume pueda representar todos los estados de ánimo. Es como usar el mismo vestido para la despedida de soltera, la boda y la luna de miel.
¿Qué hacer, entonces, para no fallar a la hora de seleccionar una fragancia? Los expertos recomiendan algunas reglas básicas. Primeramente entender que comprar un perfume lleva su tiempo. No es llegar a la tienda, abrir un frasco, ponerse un poquito en la muñeca y tomar la decisión de adquirirlo o no. Debes recordar que el perfume no es un líquido estático. Todo lo contrario. Su dinamismo está en sus tres notas olfativas: la primera, llamada de salida, es la más fresca y es el olor que percibes en el momento de destapar el frasco y aplicarte el contenido. Esta nota dura apenas unos minutos. La segunda nota, o nota intermedia, es la que está considerada como el cuerpo de la fragancia y es la que equilibra todos los elementos que entran en su composición. Por último, la tercera nota, o fijador, es la que va a seguir oliendo por el resto del día. Esta última nota puede resultar ser un aroma más sutil, dulce o persistente, que a veces es muy distinto al de la primera nota.
Otro consejo que ofrecen los especialistas es el de no probarse varias fragancias a la vez. Lo ideal sería probarse solamente una, para poder apreciarla verdaderamente en todas sus etapas.
El tipo de piel es otro elemento que hay que considerar, ya que las pieles secas absorben más rápidamente los aceites que contiene el perfume, haciendo que se desvanezcan en poco tiempo. Por eso, para este tipo de piel son más recomendables los aromas fuertes, con una base de musgo o de madera, o los orientales a base de especias.
Por el contrario, las mujeres de piel grasa deben evitar los extractos y las fragancias demasiado fuertes, porque el olor corporal suele cambiarlos. Éste es un punto importante, especialmente al escoger el aroma que usarás el día de tu boda. Las emociones podrían quizás sorprenderte y el nerviosismo traicionarte haciéndote sudar. Así, al aumentar la temperatura del cuerpo, el olor de la fragancia se intensificará. Por lo tanto, para "ese día" es aconsejable una forma más ligera de tu perfume favorito, o uno más suave.
El clima juega asimismo un papel vital. Una atmósfera húmeda y cálida aumenta el aroma, por lo que en los climas tropicales los perfumes más recomendables son los ligeros. Por su parte los ambientes calientes y secos deterioran el sentido del olfato, ya que el calor seca la mucosa de la nariz. En estos climas es preferible usar un perfume más fuerte.
También la hora del día es algo que hay que tener en cuenta. Si la boda va a celebrarse por la mañana, un aroma suave va más de acuerdo con el momento, mientras que uno intenso y sofisticado podría ser perfecto para una celebración formal.
En fin, no descuides este detalle tan importante, como es la elección de tu fragancia. Incluso hay quien dice que si el amor se materializara, posiblemente tendría forma líquida, olería divinamente y estaría guardado en un hermoso frasco, que al ser destapado desencadenaría toda serie de emociones.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Inicio