Estilo, moda, belleza (y salud)

Cosas de mujeres

lunes, febrero 11, 2013

Quince trucos generales de belleza

Usar tus productos de belleza de forma adecuada no es algo tan complicado, simplemente se necesita un poco de práctica. Si todavía no has logrado que tu maquillaje permanezca intacto durante todo el día, peinarte con esas ondas que tanto te gustan, o lograr que tus labios luzcan perfectos por más tiempo... ¡no te pierdas los siguientes quince trucos de belleza!
1.Para que tu cabello quede muy liso, lávalo con un champú para pelo liso y da el último enjuague con agua fresca. Sécalo todo lo posible con una toalla y aplica después un espray protector del calor. A continuación divide el cabello por capas y enrolla los mechones en un cepillo redondo para secarlos uno a uno con el secador. No lo acerques demasiado al cabello para no dañarlo, y no insistas en las puntas para que no se abran. Cuando termines, aplica un poco de laca en tu cepillo y péinate.
2.Pelo con ondas. Para crear un look muy natural nada mejor que peinar la melena con grandes ondas. Para conseguir que tengan un aspecto informal, algo deshecho, aplica espuma en el cabello después de lavarlo, y después sécalo. Crea las ondas vaporizando sobre el cabello un poco de agua con sal, y sécalo por secciones al tiempo que trabajas las ondas con los dedos. Remata con espray fijador para conseguir un acabado más natural.
3.Los ojos ahumados aportan carácter a la mirada y la intensifican. Para conseguir este estilo perfila tus ojos con un lápiz negro y aplica después una combinación de sombras en polvo en tonos berenjena y gris oscuro sobre el párpado y la línea inferior de las pestañas. Acto seguido extiende con una brocha la sombra del párpado hacia arriba (casi hasta las cejas) y hacia fuera en las esquinas exteriores. Para finalizar, pasa por encima una brocha con un poco de sombra marrón sobre los párpados.
4.Uso del eyeliner. Los ojos marcadísimos se llevan mucho, pero tienes que tener cuidado si quieres dibujarlos con tu eyeliner. Para enmarcarlos debes seguir muy de cerca la línea de las pestañas y finalizar el trazo antes de llegar a la zona interior del ojo. Para aplicarlo con más facilidad, eleva un poco la barbilla y extiende con tu dedo las pestañas superiores del ojo.
5.Depilar bien las cejas es difícil, y debes tener en cuenta algunas claves para no arruinarlas. Hazlo con buena luz, unas pinzas limpias y, sobre todo, ninguna prisa. Antes de depilar, piensa en qué forma quieres darles según la forma de tu cara, tus ojos y tu estructura ósea. Lo mejor es limpiarlas solamente por la línea inferior para no cambiar su forma natural, quitando sólo los pelos que sobran y tirando del pelo en el sentido de su crecimiento.
6.Si tienes las cejas caídas y quieres darles forma, elimina los pelos de los extremos y levántalas ligeramente con lápiz para alegrar un poco el rostro. Si son muy redondas, depila los extremos levantando y alargando. Y si son demasiado rectas, depílalas un poco bajo el arco y en el extremo y lograrás una sensación ascendente mucho más favorecedora.
7.La clave para que tu base de maquillaje dure todo el día es la hidratación. Antes de maquillarte, debes aplicar en todo tu rostro, cuello y escote una crema hidratante adecuada para tu tipo de piel. Después calienta un poco la base de maquillaje entre las palmas de las manos y aplícala con movimientos circulares para que el producto penetre mejor.
8.Puedes hacer desaparecer tus imperfecciones como por arte de magia utilizando un corrector en el tono adecuado antes de aplicar la base del maquillaje. Para ocultar los granitos, utiliza un lápiz corrector de color natural y difumínalo con un pincel. Si tienes manchas solares, mezcla la base con un corrector en un tono más claro del de tu piel, y haz la mezcla en la mano antes de aplicarla. Y si tienes rojeces o irritaciones, extiende un corrector de color verde o azulado tras la base y, después, un toque de polvos sueltos.
9.Si tienes la piel sensible pero no quieres renunciar a maquillarte, opta por utilizar un maquillaje compacto sin siliconas ni conservantes. Los mejores en estos casos son los polvos minerales, porque contienen ingredientes naturales que protegen la piel, como el óxido de zinc. Pero recuerda que para obtener un buen resultado debes aplicarlos de forma diferente a los polvos convencionales: con una brocha mediana haciendo movimientos circulares y hacia afuera.
10.No tienes por qué renunciar a maquillarte si tienes la piel grasa. Para eliminar el exceso de aceite de tu piel y mantener intacto tu maquillaje a lo largo de todo el día, utiliza polvos traslúcidos. Aplícalos al final, para rematar el maquillaje, y verás como tu piel luce mucho más bonita y sin brillos.
11.Tienes que aplicar el colorete de forma que dé a tu rostro un aspecto natural. Ponte frente al espejo y aplícalo dos centímetros por debajo de la esquina interior externa de tus ojos. Después extiende el color de forma circular y moviendo la brocha de arriba hacia abajo, y de abajo hacia arriba. Si quieres dar un toque más juvenil, aplica un poco de colorete también en nariz, frente y mentón. Lo más importante para que quede natural es difuminarlo cuidadosamente con la brocha.
12.Para tener "buena cara" y parecer descansada aunque no hayas dormido mucho, utiliza un iluminador. Este producto hace que la luz se refleje en tu rostro y elimina cualquier rastro de cansancio, pero tienes que saber dónde aplicarlo para lograr el efecto deseado. Una vez hayas aplicado la base de maquillaje, pon pequeñas gotas del iluminador en el centro de la frente, justo debajo de las cejas, en los extremos de los ojos, la parte alta de los pómulos y la barbilla. Después solamente tienes que difuminarlos bien.
13.Si quieres dar color a tus labios con una barra convencional corres el riesgo de salirte del contorno. Para evitarlo, tan solo tienes que aplicar el color con una brocha para labios. Primero aplica un poco de pintalabios en la brocha y traza el contorno natural de tus labios con la punta. Después distribuye un poco más de producto dando pinceladas con toda la brocha. Si quieres más color, repite el último paso tantas veces como desees.
14.Si eres de las que prefieren utilizar gloss en vez de una barra de labios convencional, seguro que tienes dificultades para mantenerlo dentro del contorno de los labios. Para evitar que se salga de su sitio delinea antes tus labios con un lápiz de color nude. De esta manera conseguirás que los aceites del gloss queden adheridos y no se muevan. Y si quieres que el brillo dure todavía más, aplica un poco de polvo compacto o base de maquillaje a los labios antes de pintarlos.
15.Si no tienes tiempo o dinero para ir a hacerte la manicura, prueba a hacerla tú misma en el hogar. Limpia las uñas con quitaesmalte, dales forma con una lima, y después masajea tus manos durante un minuto con un exfoliante de sales y aceite. Continúa hidratándolas con una crema, y después aplica una capa de esmalte transparente o del color que prefieras sobre las uñas. Para acabar aplica una gota de aceite de cutículas en cada una.

1 Comentarios:

At 1:10 p. m., Blogger Bárbara González dijo...

Demasiado texto, enseguida desconectas.

 

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Inicio