Estilo, moda, belleza (y salud)

Cosas de mujeres

viernes, abril 20, 2012

Dientes sensibles

Si tomar un café o un helado te produce molestias en la boca, probablemente es porque tienes los dientes sensibles. Es una dolencia frecuente, provocada por la erosión del esmalte o la recesión de la encía, pero tiene solución.
La sensibilidad dental puede manifestarse con molestias en el cepillado, al ingerir alimentos fríos o calientes, o incluso con el contacto sobre el diente y con el aire. El primer paso es acudir a un odontólogo, que debe asegurarse de que no existan otros problemas que puedan estar causando la sensibilidad, como una caries, o una fisura en un diente, por poner algunos ejemplos.
Los dientes se vuelven sensibles cuando la dentina (que es la capa del diente que queda cubierta por el esmalte) queda al aire. La dentina tiene unas pequeñas terminaciones, llamadas túbulos microscópicos, que van desde la dentina hasta el nervio del diente, y que cuando quedan expuestos, causan dolor. La dentina queda expuesta por la recesión de las encías o por un cepillado demasiado vigoroso. Todo esto provoca que la zona de la línea de las encías pueda volverse hipersensible.
Tratamientos: Es un problema que se soluciona con bastante facilidad en la mayor parte de los casos. El tratamiento más frecuente es el uso de pastas de dientes desensibilizantes. Estos dentífricos tienen compuestos (como el cloruro de estronio o nitrato de potasio) que ayudan a bloquear la transmisión de sensaciones de la dentina al nervio. Otro tipo de tratamientos, esta vez realizados por un dentista en consulta, es aplicar flúor en las zonas sensibles, ya que se une al diente y refuerza el esmalte, remineralizando la superficie de la pieza dental afectada. El oxalato y el cloruro de estronio pueden ser aplicados de la misma manera. También pueden sellarse las zonas sensibles con un material plástico o una especie de resina que restaura el color del diente. Para el caso de la recesión de las encías, el médico puede emplear un producto que se asemeja a un barniz plástico que sella perfectamente el diente en la zona de la raíz.
Cuidados: Para evitar que se produzca la sensibilidad dental o aliviar los síntomas de los casos más leves, sigue estos consejos: Usa una pasta dental especial para dientes sensibles. Evita utilizar pastas dentales con blanqueador o para quitar el sarro, pueden aumentar la sensibilidad a la temperatura. Cepíllate los dientes con un cepillo de cerdas suaves. Los movimientos deben ser cortos y de atrás hacia delante, y viceversa y de arriba abajo. Usa hilo dental y colutorio (líquido para enjuagarse la boca) todos los días. Si persisten las molestias, acude a un odontólogo.

1 Comentarios:

At 7:08 a. m., Anonymous cirugia plastica dijo...

sufro de sensibilidad dental y aun no encuentro ninguna solucion definitiva que acabe con mi problema... la pasta especial es buena pero a las 2 horas tengo q cepillarme nuevamente pues se me va el efecto y solo puedo tomar o comer cosas a temperatura norml pues tanto el frio como el calor me producen sensacion
muy buena nota
saludos

 

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Inicio