Estilo, moda, belleza (y salud)

Cosas de mujeres

jueves, febrero 14, 2008

San Valentín: Las mujeres somos las que seducimos

Y no es algo actual. Lo cierto es que siempre ha sido así, pero antaño se dejaba el difícil arte del primer paso a los chicos. Los tiempos han cambiado: ¡las mujeres ya no esperamos a que nuestro chico ideal se acerque! Con sutileza y las artes que caracterizan a la naturaleza femenina, somos nosotras las que decidimos cómo, cuándo y dónde comenzar los juegos de seducción. Si aún no tienes ni idea de las múltiples artimañas amorosas que existen, no te pierdas ningún consejo de los que a continuación siguen.
Por cierto, no existen técnicas cerradas en esto del ligoteo, lo bueno del arte de la seducción es combinar ingredientes hasta dar con la fórmula exacta. De todas formas, como mujer, que sepas que tienes el poder, que siempre eliges tú, y que, por poquito que hagas, podrás conseguir que cualquier hombre caiga rendido a tus pies. Este recorrido por las técnicas clásicas tan sólo sirve para rodearte de ese halo de glamour que vuelve loco a los hombres.
1.-Técnica de la descarada. Si eres de las que no se cortan, de las que le echan morro a la vida, sin duda alguna, ésta será tu técnica más util. Eso sí, requiere gran preparación anterior; debes tener una imagen impecable para ser una auténtica descarada. Unas cuantas miraditas atrevidas para empezar, unos movimentos sugerentes como acompañamiento y una sonrisa perfectamente estudiada que le dé a tus ojos ese brillo especial. Ya le tienes completamente hechizado. Ahora sólo queda acercarte lentamente, tocándote el pelo, sonriendo levemente (la carcajada resta mucha erótica a todo este ritual) y acercarte a su oido y susurrarle alguna frase graciosa o un "espérame aquí un momento". Se mantendrá cual estatua esperando a que regreses del cuarto de baño, de la barra... o de la luna si te lo sabes montar. Si al verle de cerca ha perdido atractivo, con no volver lo tienes hecho. Si te gusta, no dudes ni un instante de que en todo el local no hay otra que le interese más que tú. El gran problema: que des con un tímido que se muera de los nervios sólo con sentir que te acercas y... se tire la copa por encima. Ten cuidado con tus artes y evitarás sustos.
2.-Técnica de la inocente. Se llevan las atrevidas, quizás si, pero, ¡cuántas veces te has preguntado la razón de por qué esa chica con pinta de no haber roto un plato se los lleva a todos de calle! Sencillamente, este tipo de mujer tiene un encanto especial. Las amigas no la odian por ser demasiado atrevida y tratar de ligárselos a todos, pero ella a la chita callando sabe que ellos se preguntan constantemente si en el fondo será tan inocente como aparenta. Y es que a los hombres les encanta asumir riesgos y presumir delante de sus amigos que se han ligado a la que parecía más inocentona de todo el grupito de amigas. Ésta es una técnica que, si en realidad no eres tímida ni callada, requiere mucha paciencia, porque debes ser dulce y aparentar que todo te sorprende... ¿Podrás llevarla a buen término?
3.-Técnica de la graciosa. Estás harta de escucharle a todo el mundo decir sobre tí: ¡Ay, qué mona! ¡Qué graciosa! Pues en lugar de enfadarte y refunfuñar, explótalo, tonta. Tienes ante tí todo un mundo de posibilidades reservado sólo a las chicas con chispa. Tu sonrisa y tus chistes serán tus mejores armas. Cuentas chascarrillos como nadie, te ríes de las gracias absurdas que te cuentan y por si fuera poco, nunca te picas si te toman el pelo y participas como una más de las típicas y groseras bromas masculinas. Todo esto es un punto a tu favor si quieres conquistar a un chico que valore el sentido del humor, que te rías a carcajadas, que no te dé vergüenza que tu risa se escuche por encima de la música de discotecas y bares. Físicamente igual no eres una diosa, pero ni bendita falta que te hace, tus ojitos vivarachos y tu permanente sonrisa hacen que ellos quieran estar siempre contigo. El mayor peligro de esta técnica es que te acabes convirtiendo en su mejor amiga, que piensen en tí como lo harían en su hermana y nunca, nunca, te propongan nada más que una divertida tarde de chistes. Uf. El mejor consejo es que sumes a esa gracia natural que no todas tienen, un poquito de misterio y aires seductores. Así te convertirás en la chica ideal.
4.-Técnica de "soy la más borde". Como lo oyes. Y es que hay chicos a los que les encanta sufrir, que son un poco masoquistas. Por esta razón les vuelven locos las mujeres que ante un piropo les miran mal, que si les dicen algo les suelta alguna bordería que les deja secos y en su sitio. No hay nada como un pellizquito de brusquedad para que ellos coman de la palma de tu mano. ¿Un ejemplo?: si alguno te dice ¡Qué guapa eres! debes responder de manera contundente con un: lo sé. Si te preguntan el nombre, tu contestación siempre debe rallar el máximo grado de la chulería: ¿Acaso no te enseñaron de pequeño los nombres de las diosas? Estoy improvisando pero seguro que ya has captado la idea. Técnica infalible: ¡o te adoran o te mandan a freír espárragos! Jajajajajaja. Feliz Día de San Valentín.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Inicio